elenas

**Huelva**

 

 

 

**Huelva**

 

Y ardieron las ramas

de aquellos pinos verdes,

cuando esa mano maldita

prendió sin alma la dehesa

de todos los onubenses,

y Huelva se quemaba

al igual que mi corazón

de ver sus llamaradas

ardiendo sin compasión,

hoy son cenizas sus montes

ese vergel que la naturaleza dio

y llorando está el coto

al igual que sus gentes,

maldiciendo aquella mano

que sin ningún dolor

prendieron sus pinos verdes,

los caminos del Roció

de marrón los vistieron,

y a la blanca paloma imploraron

con lágrimas en los ojos

que tenga castigo esa mano,

muchos años tardara

en lucir otra vez verde,

pero con fuerza renacerá

porque Huelva es única y valiente!

siempre lo ha sido y lo será,

y el viento canta un fandango

con es voz ronca y rota

de tanta pena que tiene al verte....

Elena ©

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • gaston campano

    Es un lamentable un incendio pues se hacen cenizas todos los recuerdos.
    Un saludo fraternal.

    • elenas

      Tragedias que tardan muchísimos años en reponerse..
      gracias amigo
      un abrazo
      Elena



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.