Alejandro Irache

Reflejos de cenizas del opaco espejo

posa la indiferencia en tus ojos negros

e intentando encontrar la paz  

van proyectando deseos secos  

 

pupilas ajenas de mi mente incierta  

rasga la esperanza de quien te observa  

y como un árbol de hojas muertas  

vas encendiendo mi incoherencia     

 

la cristalizada arena en el mar se quiebra  

ojos que miran pero no observan  

se inyectan de ceguera ante mi presencia    

 

¿dónde están las palabras que hemos dicho?  

el silencio atrofia lentamente los latídos  

y va dejando su lastimera bruma  

en las llagas de nuestra bravura    

 

pero nada queda, me digo   

nada de aquel reflejo que he sentido,  

nada al verte callar ante mi alarido    

 

uno se transmuta en uno  

como un consiente reflejo  

¿acaso no has sentido  

el flujo de los anhelos vividos?  

 

y otra vez maldigo a mi mismo

que no hay razón en el reflejo

de cenizas del opaco espejo

Comentarios1

  • Tokki

    Hay aciertos que exceden al resto, siendo también poéticos:
    ¿acaso no has sentido el flujo de los anhelos vividos?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.