Carled

Luna cómplice

Luna que giras escoltada por tus cristales en el cielo.

Has contemplado el desvelo desnudo del amor, los labios desgarrados del embeleso.

Luna: Llave plateada de abovedada sombra.

Cuantas veces te descubro en los umbrales de los parques , bajo cabelleras perfumadas en flor.

¡Oh tesoro entre las perlas, brillante esfera en atornasolado baúl!

Cuantas veces te has mirado temblorosa en el cronómetro de los mares.

Marinos

Piratas

Corsarios

Viril sangre! Atrevido  corazón!

Luna, devota doncella del universo, danzas al azar como una amante buscando fidelidad y pasión.

Desde mi ventana te espero y frente a frente nuestra mirada cómplice , espera juntos nuestra próxima blasfemia.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.