Enrique arreola

CAE LA TARDE

Caen tus manos fantasmales 

Tocan mi rostro , mi alma toda

Te miro de vez en vez , buscó 

 tu voz y encuentro al silencio

Existes en una realidad 

La mía 

Mi razón me dice que eres otra

Pero aquí en mi mundo 

Sigues siendo mia  y aquella mujer a quien mi corazón no olvida ,quizá un dia la muerte te alcanze y nunca lo sepa

Pero mientras en la mia quede aliento , para bien o para mal 

Segurias viviendo 

Pues me despierto contigo y al dormir te sueño .

Y al caer la tarde

Te buscó en mis recuerdos 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.