Jorge Luis Arcos

Te sugiero que no salgas conmigo

Te sugiero que no salgas conmigo porque voy a terminar hablando de publicidad o leyes y el motivo por el cual no estudie para ser escritor. Serán muchas palabras, quizá frases hechas, buscando mantener el hilo de la conversación. Y así, cuando menos lo pienses, te voy a confesar lo mucho que me gustas, como si fuera algo irrelevante, porque no será una manifestación de amor, será una expresión fragmentada, un impulso primitivo dotado de razón. Luego, pasaremos un largo rato mirándonos y lo demás por ahora escapa a mi imaginación.

 

Te sugiero que no salgas conmigo, porque no voy a escuchar palabra alguna, pero te aseguro que memorizaré cada detalle, quizá me concentre en tus pupilas, o espere ansioso ese gesto impredecible cuando sonríes  e intuya todo lo que tus palabras nunca dirán. Al final, conoceremos nuestras mejores versiones, y en general nos sentiremos bien, llegará la hora de despedirse y una pequeña confusión reinará. Será un abrazo ansioso, la promesa de algo más.

 

Te sugiero que no salgas conmigo, porque tengo el mal hábito de pensar en todo lo que puede pasar, y más aún porqué en una relación jamás nos irá bien.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.