Esteban Mario Couceyro

Distancia (Buenos Aires 1950)



Larga nota

del bandoneón

grave como el suelo de tierra

y las ásperas manos

del albañil

acodado en el bar

cubriendo

el pequeño vaso de ginebra.

 

La música rítmica

apura el dolor

los ojos rojos de licor

la mujer

tan lejos en Italia

los hijos

y

esa ausencia

un hueco

en su corazón.

 

Tres copas ya van tomadas

todo es confuso

esta última, no es lo mismo

y el hombre

llora la distancia

………………….

ni las estrellas se parecen

solo el mar

huele igual.

Comentarios4

  • Jose Adolfo

    Dialogo de saberes entre el hombre / las melodías y ese vino / prehistórico en el paladar de los recuerdos / Excelente Esteban / feliz día

    • Esteban Mario Couceyro

      Historia de tantos inmigrantes italianos, que venían dejando la familia, para hacer "la américa".
      Un abrazo.
      Esteban

    • Beatriz Blanca

      En esa época llegaban los inmigrantes italianos dejando su bella tierra para recomenzar sus vidas luego de una guerra maldita. Tomaban sus pocas pertenencias y venían en busca de un futuro, algunos lo lograron otros luego de hacer algo de dinero retornaron.
      Mi esposo es italiano y se quedó en forma permanente, me conoció y nos casamos. Él vino de 12 años con sus padres y un hermano, ya fallecido y se forjaron una vida sencilla pero en paz, sus padres vivieron dos guerras y ya no querían más. Mi suegro tenía una propuesta laboral y se lanzó a cruzar el océano con la ilusión de hallarla. En el 98 fui a su ciudad natal Florencia y pude comprobar cuanto debieron abandonar. La vida de los inmigrantes es muy triste y no solemos comprender.
      Que tengas un lindo lunes y una semana llena de bendiciones.

      • Esteban Mario Couceyro

        Es la historia de muchos, mis bis abuelos maternos y abuelo paterno, llegaron los unos de Francia y Galicia el otro.
        Esta tierra generosa, los recibió y aquí estamos, quizá no sabiendo comprender el hecho en sí mismo.
        Te deseo una dósis generosa de felicidad.
        Esteban

      • El Hombre de la Rosa

        Muy grato y genial tu gran versar sobre la tristeza de la emigración estimado amigo Esteban
        Un placer pasar por tu portal
        El Hombre de la Rosa

        • Esteban Mario Couceyro

          Soy segunda generación en un caso y tercera en la otra, de inmigrantes. Hay una humorada que dice, " el hombre desciende del mono y los argentinos..., de los barcos...".
          O como decía Borges, "los unicos europeos, somos los argentinos".
          Un abrazo.
          Esteban

        • anbel

          Que lindo y acompañado del sonido nostálgico del bandoneon... Me ha encantado... Un abrazo. Seguro que más de un@ como yo se habrá emocionado a leerte.

          • Esteban Mario Couceyro

            Gracias Anbel, la emoción es mía al saberte sensible a mis escritos.
            El mejor de los abrazos.
            Esteban



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.