YO CLAUDIO

POR UNA COPA DE VINO.

Caminas lento,

mostrando tus años

gastados y viejos,

echando tus manos al bolsillo

no encontrando ni un cinco.

Me miras con ojos tristes y llorosos,

siento tu dolor, y la sed te mata,

me pides una moneda

para un trago de vino,

te tiritán las manos, 

tus labios secos y eridós,

de tanto venir tomando

un vino malo y asesino.

Comentarios1

  • Toqui

    Qué más le queda.

    • YO CLAUDIO

      Que mas le queda, un poco de vida y un cajón que le espera, es una pena verlos así, mi padre también vivió sus últimos años en ese vicio que lo llevo a la muerte el 91, tenía solo 53 años cuando lo perdí. Gracias por pasar por mis letras, saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.