Enrique Dintrans A.

RECUERDOS DEL PURGATORIO

RECUERDOS DEL PURGATORIO

Los besos dormían
en una infinita niebla de recuerdos.

La mariposa lo sabía
y cruzó la frontera del dolor.

Sus alas parpadeaban en un enigma
y así fue sembrando de colores
mi destrozado corazón.

Una ráfaga
o tal vez la humareda de mis cenizas
volvió consternada a mi conciencia
y allí permaneció dispersa
mientras mi alma aguardaba
en el alegre palpitar de las estrellas.

E.D.A



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.