anfaber

Voy

 

 

Voy por los frutos del origen

Por la raíz sagrada del amor

Por el agüita clara de la vida

Por la  apacible brisa y su canción.

 

Voy por la verdad que nace cada día

Por esos sueñitos de alta vibración

Ando en el oficio de adiestrar oídos

Y captar mensajes desde el  corazón.

 

Voy por el sol de cada mañana

Por las utopías, por la ilusión

Por las melodías, viejas, ancestrales

por hierbas y yuyos para sanación.

 

Voy, como los ríos que corren confiados

Caza-sincronías y guías de luz

Tengo en la garganta tanta cosa buena

Y la boca llena de gracias a Dios.

 

Andrea

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.