Enrique del Nilo

SOLILOQUIO CON UN CAMARADA


AVISO DE AUSENCIA DE Enrique del Nilo
Mis letras no conocen de la brida de "derechos de autor" así que si les premias con el palmares de adoptarlas y darles tu nombre, siéntete en libertad de hacerlo, que feliz me sentiré de ver que ellas logran alcanzar las fronteras que yo jamás les podría dar

 

 

 

"PODRÁN MORIR LAS PERSONAS,

PERO JAMÁS SUS IDEAS"

Ernesto Guevara de la Cerna

El Che Guevara

 

 

Apesta a guaro,

tabaco y mierda mi catre

 

Tengo miedo,

la muerte solo viene una vez

y esta será la primera

pero me encontrará de pie

 

Quedan atrás los abrazos

los espaldarazos vacíos

los vanos aplausos

 

Va conmigo la camaradería,

la que me acompañó,

me apoyó;

y también la que me afrontó

pero de frente, a la cara,

con la razón

y la expresión

 

Llevan mis manos sangre

propia y de extraños,

que de la injusticia abusó,

también del traidor

que de la revolución comió;

pero jamás la del sufrido,

la del oprimido;

ni la del ignorante

que lamió la bota,

creyéndolo su deber

 

Tengo miedo,

pero va guardado en la bolsa

donde llevo la ilusión,

la ilusoria esperanza,

de que si hay resurrección

resucitar en el pueblo

para volver a luchar

 

¡Camaradas!

perdonen si no conozco sus rostros

creo que ustedes también

nunca volví en el combate

ni para el puro encender

 

Al salir del calabozo

para la muerte alcanzar

vuelvo a decirte camarada:

si acaso ves que retrocedo

ahí mismo me matas

 

 

Comentarios2

  • Maria Hodunok.

    No alcanzan la palabras,
    para poder comentar,
    una lección de coraje
    acá nos venís a dar.
    Las ideas no se matan,
    aunque el cuerpo desaparezca,
    seguirán estando en el pueblo,
    aunque lo quieran negar,
    fue el gran capitán,
    la lección de valentía,
    y grandiosa su valía,
    en el corazón lo hemos de llevar.

  • claudio ramirez vasquez

    Su sacrificio por la libertad no tiene parangón y si es por la igualdad y por los valores morales se es un hombre cabal . Hay algo más en el universo del Ché, el amor y la aureola de su personalidad de Mesías en su cadáver vivificante en la la Higuera.
    Saludos

    • Enrique del Nilo

      ¡Saludos hermano!
      es tan enriquecedor tu comentario
      que mejor guardo silencio
      y solo agradezco
      el gesto de acompañarme



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.