Joseph Álvarez

EL DOLOR DE UNA NOCHE SIN ABRIGO

El tiempo pasaba, 

Y el dolor no abandonaba mi alma,

Había luchando tanto contra ese dolor tan duro

Lleno de miedos y penumbras,

Lleno de lágrimas y amargura,

Lleno de tantas ganas reprimidas de armarla,

Pero aún estaban ahí esas cadenas que me atrapaban 

Y me aferraban a ese miedo a perderla.

Pero cómo perderla

Si aún nisiquiera eran mías sus miradas,

Cómo perderla

Si a pesar de que yo sienta el cielo,

Ella no sentía nada.

Tan solo quisiera que una noche oscura y clara 

Miremos la misma estrella

A pesar de la distancia que nos separa,

Ella en su cielo,

Y yo en el mío,

Intercambiando sueños, 

dejando el dolor en el olvido,

Quisiera que ella también sienta

La profundidad que yo siento cada vez que miro al vacío,

Y solo pienso en ella, 

En su olor,

En su sonrisa,

En ese maravilloso alivio,

Qué siento cuando veo sus ojos

Y entre sus galaxias me encuentro perdido.

 

Comentarios1

  • Paco Jose Gonzalez

    Ternura y dolor en poesía expresados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.