Venus negra

Mi perdón.

No puedo olvidar
las cosas infinitas
que pensábamos hacer juntos
Lo arruine
Sin más
Sin vuelta atrás
Perdón
Mil perdones
Tu corazón late a otro ritmo hoy
Te acordas cuando lo hacia junto al mío
en nuestros abrazos
besos
cuando llorabamos ambos
Latían ahí
Latían en cada momento
al ritmo de nuestro amor
de nuestras miradas
Hoy no estás
yo tampoco estoy
Perdón
Nos hice irnos
Perdón a vos
Perdón a mí
Te extraño
Se que no me extrañas
Quizás lo que te brinde
Perdón lo arruine,
otra vez
Perdón a vos
Perdón a mí
Perdón a nuestros corazones y latidos
Perdón a lo que pensábamos hacer juntos
y perdón a lo que hicimos.

Comentarios1

  • Augusto Cuerva

    Me ha gustado tu POEMA

    Un saludo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.