ErC

Tú en el alba

Angustia en el paladar
al sentir el susurro del alba naciente
con su Luna intrusa entre dorados,
me recuerdan la luz de tu esencia
los dedos tuyos al acariciar mi vida.

En eso un destello planetario,
un choque de mundos,
una alusión desgarradora
donde recuerdo tu adiós.

Las constelaciones de tus lunares
opacan mi memoria,
evocación al libido del acto del beso
que nunca terminaba que era continuación.

El recuerdo de las estrellas en tu espalda
lo parecido de esta alba a tu sonrisa,
la finura del horma de tu vientre,
las planicies repletas de emociones
en los relieves de tu piel.

Ahora no encuentro ni un fragmento
ningún trozo de aquel efímero amor
no hay aquellos besos viajeros del tiempo,
no hay un te quiero al final del sol,
no hay lluvia en la cama
ahora somos una misma
en diferente habitación.

Pero el beso último y primero
aún retumba en mi boca,
el alba misteriosa con sus tintes de melancolía,
me trae tu recuerdo y a una Luna intrusa
en este amanecer sin diamantes de desayuno,
sin tus labios para viajar en el tiempo,
sin nada más que un vacío en el pecho.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.