Jhon Deivy Torres Vidal

ANDANTE SOLITARIO

Andante solitario, andante puro

Por los montes y estepas de la vida,

Con quimeras extremas en su casco

Y en su espada bravura y valentía.

 Es toda su armadura un cuerpo duro

Y tiene el alma sensible pero osada.

 

Es Andante Caballero en el misterio

Y sólo su corcel sabe su peso,

Jamás ha caído en el insulto

De ser un mercenario del confeso.

Detenta su sangre el gen del riesgo

Y su vena el arraigo del sensato.

 

Sus batallas han sido tan intensas

Como sus noches de pasión y alcobas

Y bajo la luz del sol o de las lámparas

Su silueta ha brillado entre las sombras.

Desayuna con fe y grato cena

Que su mesa se sirve con lo justo.

 

Acompañado o solo prueba un trago

Por salvar del frío sus entrañas.

Fuma muy poco y lee mucho

Para espantar el tedio y la maraña.

La poesía y la música le han dado

Rodela y paz, acero y ganas.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.