Caramelo de Ricina

Voraz

Tus ojos,

que arropan mi narcisismo,

que recorren mis lunares

-puntos de ignición- 

me arrastran hasta un limonero, 

hasta el verano

con el océano sobre nuestras cabezas

y mi cuello repleto de hojas tiernas.

 

Prefiero tus ojos nocturnos y felinos

cuando repasan los tajos que

adornan mi piel

como serpentinas,

cuando a ese campo

de trigales dorados lo azota

un voraz incendio

y

acaricio sus llamas

porque las prefiero.

Comentarios4

  • alejandro fozar

    Me gusta!

  • Ross4

    Hermosas metáforas.
    Espectacular poema!
    Saluditos,
    Ross

  • León Aronnax

    ¡Excelente como siempre, Misisay!

    • Caramelo de Ricina

      ¡León, tanto tiempo! Gracias, espero que andes en una buena vida. ¡Abrazo!

    • Heber Urbina

      Hermoso

      • Caramelo de Ricina

        ¡Me halaga, Heber! Gracias por tus comentarios. ¡Un abrazo!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.