Pietro Igarza

Sextina del Parnaso

 

Efímera tormenta, sutil brisa
cuando a mi lado, mi bien ansiado.
Y en un instante construyes paredes
dejándome silente, alocado,
muerto, hueco, entre fermentos de trébol
y suspiros de anochecido cielo.

no soy astro de tu estéril cielo
ni soy viento de tu sonrisa brisa.
No soy la luz de tus desprecios trébol,
mas soy tu eterno universo ansiado.
Otrora fui mancebo alocado
y tú lo notas por gruesas paredes.

me encargo ahora de quemar paredes
como el sol quema al verano cielo
y no caer en suspenso alocado
tras la subida de céfiro brisa
Entre tus labïos de mar ansiado
suspendido entre quimérico trébol.

Nunca verás la raíz de mi trébol
esencia, ni cimientos de paredes
mías, tendrás firmamento ansiado
cuando el azul añil de tu cielo
se conjugue con cadenciosa brisa
de nacarado mirar alocado.

Y seguira el verso alocado
escrito en nuestras mentiras trébol
de cuatro hojas en magenta brisa
y entre debilitadas paredes
que dan entrada a somero cielo
de bienestar insustancial ansiado.

ya en oleajes te he ansiado
en espigón de mi ser alocado
y siento el beso de nítido cielo
y la amargura de un tallo trébol
que guarda el éter en sus paredes
y se despide en susurros brisa.

Siendo el ansiado rocío de trébol
quedo en paredes tuyas alocado
y en mi brisa no hallo tu cielo.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.