Alberto Escobar

Rosa de Azar

 

 

 

Una rosa no tiene cicatrices
Porque no sangra.
Una rosa no entiende
De medias tintas.
O muere de primavera,
De abandono
O vive rosa, inmaculada.
La arruga no tiene cabida en ella.
Una rosa siempre muere joven.
Una rosa sabe que debe dejarse
Libar por la vida, solo
Una primavera, solo una.
Si me acerco a un jardín
De esos que te sorprenden
En el camino de vuelta a casa
Y me digno cortar una rosa
Estoy cometiendo el peor de
Los crímenes:
He matado sin pensarlo a una
rosa que solo tiene una primavera
para ser libada, solo una...


****************
Como me ha parecido corto el poema
anterior, sigo escribiendo con permiso
del lector.
******************


¿Y si mañana solo somos aire?
Hemos sido esta noche, así lo creo,
dos peones, uno blanco y otro negro,
que convergen en el tablero del azar.
Por una parte, a la derecha del Dios
que acude como espectador, y con
blancas juega la Casualidad, y por la
otra, con negras, el Inconsciente.
Si lo piensas todas las energías del
Universo se han confabulado para
propiciar nuestro encuentro.

¡No defraudemos al Cosmos y
devorémonos hasta el último átomo
de nuestras almas antes de que el
fastuoso carruaje que te ha traído 
al baile se transforme en calabaza!

Comentarios2

  • danyayleen

    me gusto tu poema

    • Alberto Escobar

      Me alegro y gracias por visitarme.

    • Amalia Lateano

      La simpleza nos ennoblece, en cambio la soberbia nos empobrece...

      La naturaleza está viva. Dejémosla vivir entonces...que nos hará bien.

      Muy importantes tus reflexiones. Un especial saludo.
      Amalia

      • Alberto Escobar

        Gracias por tu visita. Un abrazo amiga Amalia.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.