Leoner Lozano

Noél y Eira

 

Mujer fluorescente en el tejado del motel,

aves salen de tus ojos.

Estaciono el carro de noche,

nos desmoronaremos en llamas,

Cuando te mire,

me podía ver a mi mismo

pasando por tu habitación

Se que necesitaba ayuda

y cuando hablaste conmigo

todo lo que escuche fueron palabras

no podía decir nada,

solo lo empeore.

Y si viera a tu hombre,

empezaría una pelea,

irrumpiendo en tu habitacion

cuando el estuviera alli

y se,

que es dificil

cuando te sientes de esta manera

enamorado de tu mejor amigo

pero no puedes decir nada

Se que dije algunas cosas,

pero cuando los ojos cierran

sabes que no duele.

Si pudiera irme,

podría hacernos bien,

Pero yo solo quiero quedarme,

a pesar de que no debería.

Comentarios1

  • Campoamor

    Escribirlo, apacigua el dolor, Leoner. Sacarlo fuera, airearlo; que no se agarre a las vísceras para siempre como un insoportable parásito.
    Felicidades, de corazón, poeta.

    • Leoner Lozano

      Apacigua. Verdadera voz del aguante, miles de gracias poeta. Me daré una pasada por tus letras. Crear hace sentirse más liviano.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.