Kali-ma

Desde el décimo piso

Tantas almas en desvelo,

tanto asfalto liso.

Los ruidos se oyen lejanos,

los chicos todavía jugando.

Infinitas tradiciones son,

infinitos destinos.

Y yo acá,

sola con mi mate,

sola conmigo.

Para adentro veo,

Dónde quedó ese amor?

que un dia de febrero,

brotaba con recelo,

emanaba mi destierro,

y como una flor nocturna

solo se mostraba

cuando el sol descansaba.

Mi tierno corazón,

Qué te han hecho?

Quién te helo?

Quién tu color oscureció?

Aquién le cobro,

Lo que te convirtió?

Lo que impune quedó

con tanto olvido

con tanto silencio.

No quisiera apresurar

pero mi alma está cansada.

Siempre se acostumbró

a con locura amar.

Qué extraña sensación!

Podré volver a retomar?

Podré salir?

Si los ojos ya están secos,

si el capullo no logra abrir,

si la coraza es infernal

Si el tiempo pasa igual.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.