Jose Adolfo

Manos hambrientas

Como melancólica melodía que se lleva la brisa

el murmullo de sus pezones

abren sedientos

 

El fogón

encendido

cruje en las manos hambrientas

 

Olvidados leños

a la intemperie

emulan el grito desesperado

 

Los dedos

temblorosos

calman la vorágine

reinician el fuego

Comentarios5

  • Esteban Mario Couceyro

    El inveterado ritual humano, del cuerpo en medio del deseo.
    Esteban

    • Jose Adolfo

      Tentación universal / por ello / los seres vivos hacemos que el tiempo adquiera existencia / vida / Gracias Esteban

    • Fabio Robles

      Intensos versos, cuando la pasión empieza y levanta ese fuego que hace arder los cuerpos. Muy bueno, saludos

      • Jose Adolfo

        Genial Fabio / gracias

      • El Hombre de la Rosa

        Muy bien descrito el sentimiento en tu genial poema estimado amigo Jose..
        Un placer pasar por tu portal...
        El Hombre de la Rosa

      • Antero

        Magistral como todo lo que publicas, los anteriores y los que han llegado después.
        Un abrazo querido amigo, te admiro, tus letras me llegan siempre.

        • Jose Adolfo

          Gracias Antero / en las tuyas y otros mil / el más grande caudal para la humanidad / herencia poética sin fronteras

        • P.SABAG

          Deseos y tentación.... me gusta.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.