Julieta Iallorenzi

BURDEL ESPECTRAL



 


Receso.

No obstante a eso,

Manos unidas.

Practican ahora,

La danza ocular.

Miradas de complicidad,

Brillan como ojos de

Lechuza,

En la espesa,

Y negruna noche.

No hablan pero escuchan.

Sus latidos comienzan

La sincronización.

-Diríjanse a donde

Haya habido,

Una muerte occisa,

Y pasen allí

Reflexionando

Hasta el amanecer.

Para volver a la casona.

Ya crujen sus peldaños,

Ya tiemblan sus ladrillos,

Ya grita por su regreso,

Ya esconde los rastros,

Ya ansia sus restos,

Sepulcrales

Y semi descubiertos.

Calabozo subterráneo,

En su jardín.

Cercano al molino.

Para demostrar;

Su servicio,

Su apoyo,

Su obediencia,

Y su pertenencia.

Alimentándose

Energéticamente,

De todas ellas.

Para reanimarse,

Vilmente

Resucitarse.

Inhumando,

Sacrificándolas,

A ellas, 

Magistrales doncellas.

Nada que acompleje,

Hay que acostumbrarse.

La dueña y sus reglas.

Domina y vampiriza,

A toda pasajera,

En trance.


¡Ven y forma parte!




-

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC

Derechos de autor reservados

Comentarios2

  • María Isiszkt

    Hola gracias por tu petición no tenia el gusto de conocerte linda poetisa.
    El primero que te leo, te aseguro no será el último, este burdel espectral ha sido fenomenal.
    Un saludo

  • Tokki

    Alma fuerte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.