Pietro Igarza

Soneto para Ro en do menor

 

La mirada perdida en el vacío
de sus noches luceros cadenciosos,
universos silentes y brillosos
son penetrantes, son süave estío.

y rendida cae en intenso frío
besando el firmamento brumoso,
no hallando paz en instante borroso
de un vano y triste recuerdo baldío.

Gotas ascienden suaves en tropel
son sus mares fluidos que gravitan
y van a parar en labios de hiel.

Son sustancias efímeras que gritan
por haberse hallado en oropel
mirada donde el infierno dormita.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.