Francisco David Delgado Montero

Agua

Cuando vuelva, quiero ser tu lluvia

del cuello para abajo.

 

Cuando vuelva, inundaré

a tu rostro de nardo.

 

Cuando vuelva, naufragarás

en el mar de mi pecado.

 

Cuando vuelva...

no verás lo deseado.  

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.