Zeroo

Adicto a Ti

 

Prisionero al sabor de tus besos,

adicto empedernido a tu cuerpo,

enfermo, por supuesto, estoy de celos,

sin ti, no puedo estar quieto.

 

¿Cómo no querer hacerte el amor?

a cada hora, todo el tiempo,

si es como una droga tu sabor,

que me eleva, en verdad, no te miento.

 

Ver tus hermosas dunas colgar,

mientras empujo en el vaivén tu cadera,

es ver tu expresión empezando a desvariar,

junto con tu excitación comenzando a mojar.

 

Tomarte firme y duro por detrás,

estar dentro de ti… aún más,

es escucharte gemir y gemir,

hasta que comienzas a gritar.

 

La mezcla de lo suave con lo salvaje,

te transportan a una explosión de sensaciones,

que inundan tu torrente, tal cual un viaje,

que domina cada una de tus emociones.

 

Es impresionante ver tu cuerpo desnudo,

delirante escucharte en tu agitación,

perdoname si no soy sutil, no puedo ser mudo,

si me enloquece como se acelera tu respiración.

 

Y aun preguntas, ¿Cómo es que no me controlo?

sería imposible apagar toda esta pasión,

estar contigo, todo el tiempo, es lo que imploro,

pues, te amo con todo el corazón.

 

Derechos Reservados

Autor: César Alanís Morales

 

Comentarios1

  • Toki (Carlos Eduardo Felipe)

    Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.
    Joaquín Sabina

    • Zeroo

      Acertado comentario. Gracias por pasar por mis letras Tokki.

      Saludos,
      Zero



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.