Rosa Violenta

Sin luz

Un amanecer oscuro

claridad de sombras,

destellos de nieblas que me siguen

a estas horas.

 

Quietud mentirosa

de una paz vendida,

que obliga la sonrisa

en la rutina de vida.

 

Agotada esta el alma

con extraviada esperanza

vida de muñeca,

vida de añoranza.

 

Templada de dolor

con briznas de dulzura,

escapando del color

  • de la amargura.

 

Comentarios1

  • Toqui

    El mal existe, pero no sin el bien, como la sombra existe, pero no sin la luz.
    Alfred de Musset



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.