Gualberto Salazar

Insomnio

Me apabulló la noche y su silencio 

el continuo despertar de madrugada

terminando con brusquedad

los azarosos sueños.

La semioscuridad del cuarto

permite caminar sin tropezarme,

se alertan somnolientos mis sentidos,

escucho el ruido del chorro que libera,  

observo en la lámpara de mesa,

como transcurre lento el tiempo.

Me apabulló la noche, dulce remanso

de mis delirios, de mis ideales

los que riego con la esperanza

de ver los frutos una mañana,

el tiempo avanza y aun no logro

pisar el suelo y elevar los brazos.  

Me apabulló la noche y sus contrastes

mudo el entorno, bullicio en mi mente

la hoja en blanco, la idea oscura

sueño despierto, dormido pienso

Me apabulló la noche y sus estragos,

noche en vigilia, somnoliento día.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.