Consuelo Soto

Hoy no hay



Hoy no hay,

las lunas, peatones, pasos de cebra,

cebras con rayas,

luz de candilejas nocturnas, hoy no hay.

Cemento en calles,

escaleras en corazones, y de vista el semáforo.

Hoy no hay,

más que piel, piel pegada,

que nada late, porque no late el alma.

Quien con una sonrisa basta, una palabra,

un momento, quien no espera nada.

Hoy no hay,

porque no han entendido,

qué quiere decir perfección,

porque no les basta una flor,

solo buscan el calor, no saben de perdón.

Han desistido de la calle, del cemento,

la luna, la niebla, de las candilejas,

son de la vida un traidor.

Hoy no hay manera de encontrarnos,

pues de lo simple y lo magnífico,

están ustedes ciegos.

Por eso que no perciben,

o si perciben es solo el cascaron,

por eso que despellejan,

y destruyen el amor.

Hoy no hay poesía, hoy hay dolor.

 

Comentarios2

  • Jose Adolfo

    La vida siempre será cuanto nos ocurre mientras estemos dentro de su remolino / en su parque / Y es un salto que damos a veces en medio del incendio de nosotros mismos para apagar el fuego con el viento sin saber que lo avivamos con ello / La vida tiene también sus males / dolores silenciosos / pero también sus ráfagas de esperanza / alegrías / nostalgias y deseos del abrazo / La realidad es esa y la vida hecha de realidad / sólo cambia o se enriquece cuando nuestra imaginación poética / nuestra actitud creadora / producto de las vivencias y las videncias / se abalanzan a ella / se funde y la interroga en sus propias entrañas. / A partir de allí ya no seremos extraños para nosostros mismos / Habremos llegado a ese punto donde uno mismo se está esperando / como bien lo precisaba Cortázar. / Consuelo / tu palabra me ha hecho cavilar lo que he escrito / Interesante discusión la que despierta / es un honor leerte poeta

  • Toqui

    Calle melancólica en su agonía. Amiga mía slds crñss.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.