David Angel Cuerzola

LA QUE SABE A NADA

En lo bajo sonrió

y dijo respondo...

o por estar en la mesa

es que salió del fondo.

y sentada al  lado,

como casi nada

la que sabe a nada

pero sabe todo...

la que sabe a nadie

con delicadeza

y tres

 souveniers de sales

decoran la mesa...

Quizás el ruiseñor ya no cante,

es que viene

de tiempos de antes,

el ruiseñor ya no canta

y un sudor

por la frente decanta

y quien lo fuera un día

un collar de estampa

a la noche nadie y

a la tarde nada...

Va sin nombres, ni letras,

relojes, ni diarios

y no harás que se enoje

o atrasando las sombras

a través de los años

todo un pueblo despoje

como el tiempo a un árbol

con sus vientos deshoje

y parada al lado,

como casi nada,

la que sabe a nada

pero sabe todo...

El ruiseñor ya no canta

y una gota de sudor 

por la frente decanta...

Derechos Reservados:

David Angel Cuerzola.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.