Khadija (Alyamar)

Al otro lado de la ventana…

 

 

Decidí partir y pisé todas tus huellas andadas.

No todos los caminos te llevan a algo,
aunque se suele ir por ahí,
y el destino hay que asumir,
porque no le importa lo que viniste a vivir.

 

Y por más … mi huella  en la tuya no encajaba

me quedaba muy grande 

o mi andar era muy corto y no te alcanzaba

 

y éste se hace de hechos 
tal cual… 
como el sentir suelen sucumbir,
y no por eso se debe de andar ahí
-eso es lo que aprendí-

 

Sabía que estabas ahí,

al otro lado de la ventana sólo viéndome partir,

deseaba tanto que vinieras a mí,

pensé  si me alcanzabas  valdría la pena seguir.

 

Deseché esos deseos ,
me enfoqué en aquellos alcanzados,
…los justos, los necesarios,
porque lo más bello es tenerlos
y el tener la posibilidad de seguir andando.

 

Y seguí andando 

desde ese paso en falso 

y esa huella indecisa,
o aquella aferrada que quiere
luchar.

…Si, las huellas llegaron a su fin, 
Y por fin en cenizas se vienen a convertir…
¡No importa!, 
¡que sea mañana!

Siempre querré sea como el hoy
Y rememoraré el hoy
en mis huellas del ayer 
Y andaré sobre ellas
ocultándolas en lo más profundo 
de mi alma

andaré, andaré el hoy
sin importar que pase mañana,
por qué quizás , sólo quizás 
fue un sueño en el que yo 
me encontraba contigo, 
¡ahí! en ese camino…

*Khadija*

Comentarios1

  • Fabián Reyes

    Que intima despedida, Khadija; evocacion del peregrino que sigue el camino del caminante y va al encuentro del eterno hoy. Bravo! te felicito por éste poema. Saludos

    • Khadija (Alyamar)

      Un placer que haya sido de tu agrado gracias Carlos, gracias por tu bello andar...Saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.