Elena Hakkinen

Los Mundos Casi Perfectos


Muchos mundos abundan en nuestras cabezas,
aunque solo algunos son conocidos por los demás,
mi mundo es infinito, con espacio suficiente para todo ser viviente,
así no habría lugar para la muerte ni para el dolor que ésta conlleva,
mi mundo sería de paz, reinando el perdón, o es lo que anhelo al menos.
Aquí es donde los soñadores y visionarios se fusionan,
y todos prometerían hacer algo que poder crear estos mundos Casi Perfectos.
Pues está en cada pequeño acto, para hacer de este mundo, uno mejor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.