Aviador nocturno

Uno

Oh sí el día es un dechado

Sepulté a la muerte debajo de un ladrillo responsable pero no te dije

Porque te amo entre otras cosas

Y a mi visión nocturna ha migrado un calamar de plasma

 

Oh cuántas joyas y accesorios

Desafortunadamente todo es manual

 

Ah si me vieras cuando extravío mi brazo izquierdo

Buscando en una inmensidad de noche y materiales por definición

Tu pecho más cercano:

Se reúnen los humores

Se sueltan los duendes

Se atasca el placer en la piel desnuda

 

Mientras tú

Con tus ojitos detrás de párpados vencidos

Tan pero tan puros…

 

Ah la vida sin los dos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.