Urania Celeste

El vértigo

Confusa sensación la de mirar
directo a tus profundos mares
negros, como el abismo acuoso
que entre largas pestañas resplandecen
despertando a mi alma del reposo.

Camino descalza tu costa sinuosa,
adivinando; roca, arena, firme tierra.
Y si desciendo por torpeza o amor
la caída será un dolor dulce,
fugaz conquista de todo temor.

Oh, virtuoso misterio oculta
cada palabra que dejas caer
como un pañuelo, suave, discreto
que va formando extrañas figuras
signos del hiato, marcas del veto.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.