Consuelo Soto

La Bohemia



...Cruel destino que unes a destiempo!

Cruel por un instante, cristalizado el momento...

 

Sí, te llaman Mimí...

 

¿Quién tu llave escondió?,

Quién aun te llora,

te llorará eternamente,

Es la vida inclemente,

que te tocó.

Que aquel al que tanto amó,

Prisionero quedara,

No hay pañuelo ni nada,

que devuelva las alas,

a tu corazón.

 

Sí, te llaman Mimí...

 

Tu querido Rodolfo,

el hidalgo poeta,

que entre sus letras,

para ti una guardó.

El que a tus puertas llamó,

y se sentó en una esquina,

una tarde tranquila,

a verte florecer.

El que ha de reconocer,

como tú nunca amó.

 

Sí, te llaman Mimí...

 

con tu inocencia de niña,

alegre y sencilla,

danzando en la buhardilla,

dónde jamás se marchitó.

La rosa que él regó,

cómo la atesora!,

has de ver que la adora,

y enciende una vela.

Pues por siempre te espera,

En su pluma de alcohol.

 

Comentarios1

  • Ainara 1

    Me gusto mucho el poema.
    Un gusto leerte.

    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.