gaston campano

TERREMOTO

Cuatro murallas partidas

el suelo está por los suelos

las vigas entrelazadas,

y en el piso tiradas 

las medallas del abuelo.

El viejo que está sentado

en lo que era su refugio

pintando sombras ausente

del desordén de la casa.

Tres cantavientos llorando

con la brisa de la mañana.

¿ Que más puedo perder ?

Si el alma me la quitarán

tendría solo este cuerpo

camino a la alborada.

Supiera amigo mío

ver  arrancar hasta el sueño

así, de una sola plumada.

Bailando la naturaleza

cerro abajo por la quebrada,

si corrían las rocas

esas  que están clavadas

en la ladera del cerro

por mil años acostadas.

El cielo se llenó de alas

para estar más sosegadas,

porque los árboles digo

la tierra sus copas besaban.

En la laguna las aguas

se batían desesperadas

Y en la casa del abuelo

la calma está botada.

El Cristo se desclavó,

la Virgen arrodillada,

el pequeño entre las bancas

una plegaria clamaba.

El valiente héroe mirando

de espalda sobre la calla,

ese sol sanguinoliento

de la tarde que llegaba.

Miré mi entorno en el suelo,

los llantos en nubes lloraban,

en mil carrera los hombres

su alma tranquilizaban.

 

Comentarios5

  • Ainara 1

    Muy bonito poema, una descripción impactante de la devastación de las fuerzas de la naturaleza.

    Saludos


    • gaston campano

      Gracias Ainara 1 por llegar a mi escritorio, rincón donde se guardan estas letras. Un abrazo fraterno.

    • Beatriz Blanca

      Un poema muy descriptivo de lo sucedido, tú lo sabes muy bien,pues ya lo has sufrido. La naturaleza nos está dando señales para que paremos con experimentos incivilizados.
      Un gusto saludarte amigo.

      • gaston campano

        Bety, si no lo sabremos los chilenos, acá tiembla todos los días, pero con baja intensidad, es solo entrar a la pagina de sismología de Chile, lamentablemente en México fué desastroso. un abrazo.

      • rosamaritza

        Amigo cuanto sentimiento de tristeza expresan tus letras, en este sentido poema , cariños amigo del alma
        rosamary

        • gaston campano

          Bueno el chistoso se quedó pasmado de sentir ese terremoto que nos remeció hasta el alma.
          Un beso terremoteado

        • yosoyelquesoysiempre

          Admiro esa pluma suya, maestro campano, alumbradora de versos bien hilvanados y eufónicos.
          Su descripción despierta mucha angustia, cala el alma. De esa furia de la naturaleza conoce bastante su pueblo.

          Un abrazo y saludos.

          Su amigo por siempre.

          Jaime Ignacio
          Condorandino.

          • gaston campano

            Gracias Jaime Ignacio, cuando el alma es sacudida en forma espontanea y virulenta, lo remueve a uno hasta la conciencia, ya que piensa en tantos seres que van sufriendo, que aunque no se conozcan es el dolor de un ser humano.

          • Danielzenke

            Conmovedor, amigo poeta. Supiste como dibujar cada verso.
            Saludos

            • gaston campano

              Se agradece tu comentario, si sentir solamente el ruido se nos pega el miedo al cuerpo.
              Un saludo cordial.



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.