angelillo201

Sardana del cocodrilo.

Tu orilla cataluña,

está llena de cocodrilos como el Nilo

Silenciosos como troncos,

han llegado flotando dormidos.

 

Cantarán los niños de España, mañana.

si algún día tienen mañana.

La piel del cocodrilo es verde y dura,

con tricornios en las escamas.

Lloran por qué amar no pueden.

Andan  por las carreteras solos.

Inspirando miedos ancestrales,

entran en las escuelas, en las imprentas,

resgistrándolo todo.

Y si alguien se queja.

Lo empujan bajo al agua,

revolcándolo hasta el fondo de la arena.

allí dejan  su presa encerrada,

hasta que se ablande para devorarla.

Duermen la mayor parte del día,

flotando entre banderas,

escuchando  cañonazos en tus orillas,

lanzados para darte miedos imperiales.

Sobre los lomos de los cocodrilos,

brincan como monos jueces y fiscales,

que te cercan ya,

!oh Barcelona

ciudad de los cocodrilos y caimanes!

Embestida por los búfalos españoles,

increpada desde los árboles ,

por los grandes simios de los tribunales

Y tú, Cataluña.

Mujer sin derecho a decidir.

Eres solo carne desnuda e indefensa.

Mujer sin mordaza,

frente a un anillo de cocodrilos y caimanes

que deambulan por tu lado,

dando círculos por el fango.

borrachos de miedo, patria y corrupción.

almas primitivas bajo esqueletos de reptiles.

Que matan suciamente con los dientes

para eliminar toda sospecha, todo temor.

Oh Cataluña, que te alejas entre la boca de caimanes,

oscuramente, para siempre.

Angelillo de Uixó.

 

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Hola Angelillo, has hecho una excelente descripcion en tu fabula, fue muy interesante leerla, pobre Cataluña de aquellos dias, me encanto, cariños para ti.-

    • angelillo201

      gracias, es bueno que nos animemos para curarnos antes y después de que nos muerda un caimán, un saludo y esperemos que no sea muy grande el mordisco.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.