lorenzo salamanca garcia

Filosofía sobre el tiempo.-

Cada libro es un trozo del camino,

con los márgenes por vivir.

En los muros descascarillados,

dibujos de afecto inmortal.

Jugamos como niños al amor desnudo

en invierno sin luna.

Hay quienes acumulan golpes,

que han convertido en tatuajes.

La muerte esta a la vuelta de la esquina

si   nos roban la esperanza

y se funden las ganas de estrellas.

Cada barra de bar acumula

ríos de minutos de aburrimiento.

La cola del pan es ligera

para quien derrocha sonrisas.

Con los años las penas

se hacen fanfarronas.

El amor cuando crece humaniza

y nos transforma en héroes.

Los pobres se chupan los dedos

cuando tienen algún postre.

Somos instintos animales con camisa

y menú del día.

Brindemos porque, en el fondo, aprendemos

sin apuntes ni escuela.

Comentarios2

  • Ainara 1

    Bonito poema. una placer leerte.

    Saludos

  • Ágora

    Aprendemos sin escuela, bello poema

    • lorenzo salamanca garcia

      Gracias Agora, síí yo creo que asi es la mayoria de lo que sabemos, ¿qué sino es la experiencia?. Saludos, Lorenzo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.