INÉS DE CERVANTES

EL LUGAR DONDE SIEMPRE LLUEVE


AVISO DE AUSENCIA DE INÉS DE CERVANTES
Me fugaré por unos meses, sigan escribiendo maravillas que embelesan el alma.
Un abrazo para mis amigos
Inés

 

No dejaban de mojarse tu rostro y el mío,

como un rocío eterno cayendo del cielo.

Salió el arco iris, y brincaron las aguas

queriendo mostrarte el amor que profeso.

 

Y no pude dejar de soñar en mañana,

a pesar de tu mirada otra vez inquieta,

Si sentías lo mismo quise preguntarte,

pero una nube cubrió el sol con miedo.

 

De pronto me hallé sola y llena de frío,

vi que el arco iris se partía a la mitad.

De la cascada diez mil lágrimas cayendo

y en las nubes tus ojos cansados de amar.

 

Pero no dejaron de mojarse tu rostro y el mío.

El rocío eterno siguió cayendo del cielo azul.

La mitad del arco iris siguió del rojo al violeta

y a tus ojos volvió el brillo en un rayo de luz

 

Nos lanzamos juntos al calor del fuego,

de nuestras manos, el frío se fue olvidando.

Se nos escapó el tiempo en un millón de besos

bajo la magia del lugar donde siempre llueve.

 

Inés de Cervantes

 

Poesía y alquimia

DDI Reg. N° 272.150

Comentarios3

  • nelly h

    Nada más romántico que dos enamorados mojándose con una cálida lluvia.

    Saludos y me gustó tu poema


    Nelly

  • JAVIER SOLIS

    En el lugar donde siempre llueve
    germinó un amor desconocido
    y encendimos el fuego interno
    y nuestras almas jamás se enfriaron.

    Muy bellos versos.
    Con super cariño
    JAVIER SOLÍS

  • Tatan Love

    una lluvia de amor, que solo profesa los besos mas tiernos, las caricias mas tenues de tus bellas letras, es un gusto leerte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.