ErC

Mirada agujerada

En esta agujerada mirada
que destruye mascaras
de armaduras incoloras,
inodoras, inertes, fingidas,
llenas de mentira.

Giro los ojos para dejarlos blancos
en ese movimiento sobrio
encuentro mí materia gris
descubierta a fondo,
traslucida, mostrando sus fauces,
las garras que me consumen dentro,
las células miopes trasportadoras
de ideas recónditas sin anhelos,
piden muerte, exilio, fuego.

Parpadeo tartamudo el de mis ojos
para posarse en otro ente,
en una horda despreciada
que avanza desganada con hambre,
caminan por el arrabal inmune
de olores infértiles, con truenos
en el estomago y su mente,
este tipo de ser, no contiene máscara
no necesita fingir, necesita ser.

En lo cenizo de la vida
encuentro muchedumbre básica
andando “sonriente”
mis ojos como flechas se encajan
ven la congoja en cada paso,
debajo de sus mascaras
se posa un lagrimeo sempiterno,
unas ganas demoniacas de matar,
de dejar de lado la monotonía
de arrancar el reloj y lanzarlo al mar.
Pero no pueden, sólo van automatizados
con los brazos a rastras por la ciudad.

En esta agujerada mirada
veo un mar de ansiedad
un mundo que rueda y no da más.
Una mentira que quiere llegar a su final.
Pero sólo es una mentira más.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.