argantonio

Los orígenes

No buscar a Dios en las alturas

Tampoco buscarlo en las profundas simas

Nigún dios existe que proteja mentes asesinas

Dios está infinitamente en todas las criaturas.

 

Es gracias a ese divino invento

Que se han creado grandes y bellos edificios

En su construcción trabajaron los más diversos oficios

Nadie imaginó entonces juntos, la gloria y el tormento.

 

Se oyen gritos de dolor

Alguien sufre cruel martirio

Ha perdido la riqueza y el honor.

 

Era delito pertenecer a una raza

A la misma raza de Cristo!Qué delirio!

Como si fueran animales, le daban caza.

Comentarios1

  • argantonio

    Como a los judíos se les envidiaba incluso habiéndose cristianizado y siendo obispos fueron expulsados de la iglesia y perdiendo todos sus bienes



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.