José Cascales Muñoz

Las caricias de nuestros cuerpos

 

Nuestros suspiros de amor y nuestras aceleradas respiración rompía el profundo silencia en nuestra habitación, con las caricias y besos que compartíamos los dos.

 

Con blancas sedas tu cuerpo se cubre, esas que te quitaras para ver tu cuerpo y tus blancos senos, los que con mis manos acariciaré y con mis labios besaré.

 

Con mis dedos desplazaré los cabellos de tu cuello para poderlo besar, acariciar tu espalda con dulzura y suavidad, templárla como las cuerdas de una guitarra y tu cuerpo con suspiros vibrara. 

 

© José Cascales Muñoz
Reservado todos los derechos.
14 de Septiembre 2017

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Amigo José:
    Todos nos contamos una historia sobre nosotros mismos. Siempre. Continuamente. Esa historia es lo que nos convierte en lo que somos. Nos construimos a nosotros mismos a partir de esa historia.

    Besos
    Amalia

    • José Cascales Muñoz

      Muy cierto Amalia, besos para ti desde Sevilla



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.