Eber R. Guerrero

A un ombligo

Su ombligo, pequeño circulo perfecto
la tempestad carga en su vientre.
Perla del mar báltico, cañon de furia.
Absorto me quedo y dudo,
dudo que haya un más allá,
si lo hay es dentro de ese hueco.
El infinito dentro suyo,
eclipse de sol, realidad.
Lujuria desprende sólo mirarlo
el mundo se comprime,
el tiempo...el tiempo se va.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.