Amigo de la luna

NUESTRO ADIÓS



Con gestos de sonrisas marcadas en mi rostro

Te daré el postrer adiós, cuando me vaya,

Agradeciéndote el tiempo a mi lado compartido

Y el amor incondiciónal que me otorgaste.

Cero lamentos escucharás de mi boca,

Ningún quejido, ningún “ay” de dolor,

Ninguna queja que reclame alivio,

Ningún efímero susurro de reproche,

Solo el unísono tic tac de mi corazón

Serás capaz de escuchar en mi partida.

 

Así será el adiós de nuestro idilio:

Sin llantos, sin reclamos ni reproches,

Sin odio ni rencor, sin lástima ni pena.

 

Comentarios1

  • ronnin_muchukunda

    Muy buen escrito, en lo personal siempre me costaron los despidos, nunca supe elaborarlos con tanta madurez, me sorprende ver que alguien puede hacerlo.

    • Amigo de la luna

      Gracias por tus emotivos comentarios, Ronnin, recibe un saludo desde Zacatecas, Zac. México.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.