Sensiges Yameroga Alviel Vordaco

Viaje en tren

I

Sin saber lo que te espera

te embarcas,

es triste cuando no pueden acompañarte 

tus seres queridos,

pero igual te vas.

Ellos te despiden como si 

ya no volvieras

pero talvez tengan razón,

nadie sabe que suceda.

Las lágrimas se dejan ver 

y es que no quieren que te alejes 

pero te toca partir,

ya dio marcha y no se puede volver.

II

Fisícamente te encuentras viajando

pero tu pensamiento 

está con los que se quedaron,

cuando de pronto escuchas

un hola,

pensaste que estabas sola,

sabías que había alguien 

pero no te importaba pues no 

te interesaba saberlo.

III

El viaje continuo y

se conocieron los dos,

ella como nunca antes era amistosa 

y él muy cordial, 

entre juegos y risas

su amistad crecía

un poco más.

IV

El viaje fue bueno pero 

todo empeoro para ella

cuando el frío la abrazo

porque se sintió desfallecer

a punto de morir,

pero su compañero de viaje

estuvo pendiente de ella

fue muy amable hasta

el último momento del viaje.

V

Llegado el siguiente día toco volver 

pero ella no obstante 

para demostrarle su agradecimiento

le dio un presente.

Ella era fría pero se abrío 

a la amistad y conoció

a una persona muy especial.

Pocos caballeros existen

y quedan en pie aún, 

de la talle de este chico

y su educación

y

sin saber que todo comenzó

con un viaje.

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.