Jhon Deivy Torres Vidal

EN EL RECUERDO Y EN EL SUEÑO.

Ese parque y esa estatua que nos mira

con su imborrable gesto de pasado

son los sueños que ahora me delatan,

las imágenes que humedece la nostalgia.

Con tu voz se apagaban las bujías,

el frío viento era siempre una caricia,

las banquetas, providenciales camas

que los pájaros nocturnos respetaban.

Cuando llovía oscuridad bajo mis manos

las luces en tus ojos se encendían

y parecían antorcha tus pupilas.

Nuestros años tan cortos nos rondaban 

con alas de emoción y vanas cosas,

quizás era ilusión, pero en la ronda

el amor palpitaba sin palabras.

 El sueño es cómplice y ahí me miras

 aunque hoy vueles a otra vida.

 

 

Comentarios2

  • Damian cuellar

    ¡Oh! Que bonitos versos. Son suaves cantos que vienen desde el ocaso.

  • JoseAngeles41

    Que buenos versos, un gusto leerte. Saludos compañero



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.