Jose Adolfo

Danza de los yerbajos

En el último sorbo

la humedad

se aloja en la danza de los yerbajos

 

Inermes las rocas

atrapan pensamientos de ocultas melancolías

 

Las olas se animan

junto al tiempo

surcan recuerdos

 

A la deriva  

abren las estelas

 

Hilvanadas de blancura

las aves

advierten existencias

 

Antes de ocultarse

el viejo faro inicia su faena

abrumadoras

las distancias dejan de ser incógnitas

 

De nuevo

la marea extiende su ternura

desnuda de soledad

Comentarios2

  • Maria Hodunok.

    Que forma de escribir, magistral, poeta.Tus metáforas son exquisitas y hay que leerlas varias veces, para los que no somos expertos en estos versos, que nos sobepasan.
    Me encantó de principio a final.
    Abrazos.!!!!

  • Jose Adolfo

    María / lo grandioso de nuestra palabra está en esas sensaciones virginales que alzan su vuelo hacia el placer de descubrir tantas incognitas arremolinadas en nuestras vidas / cada vez que nos leemos / el lama / la piel / la sonrisa / el suspiro / las ansias / la ternura y hasta las picardías salen a recorrer mundos. Cuando puedas busca y mira la película "Historia de un beso" de Blas Otamendi / es un tesoro para la vida



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.