Rodolfo Guevara M

Rio... Mar

Uno mes frío de diciembre,

la montaña vio brotar,

una pequeña naciente.

Destinada a ser río... destinada a ser mar.

 

Exiguo cauce de lluvia y rocío,

abriéndose paso para llegar,

ladera abajo , entre rocas y hierba.

Quería ser río... quería ser mar.

 

Un mes cálido de junio,

besó la colina con su leve cantar,

ya era una fluyente quebrada.

Crecía para ser río... crecía para ser mar.

 

La lluvia ensanchó más su cauce,

se oía más fuerte su marchar,

un riachuelo...un valle por conquistar.

Soñaba con ser río... soñaba con ser mar.

 

Espejo de flores en el día y de luna en la noche,

oasis de hermosas aves en su migrar,

abrevadero de sedientas criaturas.

Decía; Voy a ser río.. voy a ser mar.

 

Llegaron los años de juventud,

el valle ya había podido llenar,

imponente ante él la montaña.

Al otro lado el río... al otro lado el mar.

 

Bordeando el alto monte ,

el riachuelo no dejaba de soñar.

Niños nadando en tardes de juegos.

Decía; Ya casi soy río... ya casi soy mar.

 

Los años pasaron y un día de sol,

una mano hiriente, detuvo su andar,

!No podrán truncar mi sueño! pensó.

Aún puedo ser río... aún puedo ser mar.

 

Los años ya casi secaron sus aguas,

lo escuché tristemente correr,

lo oí por primera vez sollozar,

Estará lejos el río?... Estará lejos el mar?

 

Riachuelo, me entristezco contigo,

lentas mueren tus aguas... lentas mueren las mías.

Lloro contigo... riachuelo decembrino.

Yo tampoco pude ser río... yo tampoco pude ser mar.

Comentarios1

  • liborio cantillo

    melancolicas letras por este tiempo que se va yendo cuando los sueños son grandes y queremos alcanzar pero algo se interpone en el camino y tenemos que claudicar,
    disfrutando de tus letras amigo, saludos

    • Rodolfo Guevara M

      Buen día de miércoles, apreciado Liborio, como también son apreciadas sus palabras y comentario. Quizá el ser humano sea la única especie, capaz de imaginar y por ende de soñar, una facultad que debemos ejercer en todo momento de la vida.

      Hay sueños que se han de quedar en eso... solo sueños, porque necesitamos siempre esos "si... tal cosa...", es cuando ante esos sueños que serán siempre sueños, nos preguntamos... qué sería si hubiese sido realidad?... necesitamos ese balance entre la certeza y la duda en nuestras vidas.

      Bendiciones y que haya muchos sueños en su vida por alcanzar y realizar y re-soñar aquellos que nunca han de ser alcanzados.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.