Richard123

Placidez de tu hervor

Un hurto en declive salvó
la confinación de tu sueño
en la placidez de mi palmo.


No detengas tu alevosía
si los sueños te llaman
a desear tu cumplido.


En la mazmorra surcas
mis deseos por tu falta:
somos historia que recodar.


Espero tu Riviera desdeñada
de un tiempo milagroso
donde siempre haces falta.


Te recibiré pero con dolor
de anticipada despedida;
aun con sabor en manos
de lo que pueda memorizar.


Cada noche imagino tu camino:
legitima arena de descanso
y placidez de tu hervor.


Te espero mientras la calma
me ensordece de tus primicias
dispuestas a lo que quieras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.