Hector Fabio García Libreros

EL EBRIO

El hombre es un ebrio,

siempre anda ebrio,

en su tremendo vacío

la ilusión

debe emborracharse.

En su realidad

hay tumultos de cosas

seres piedras, espinas,

y por andar tan borracho

no distingue nada.

El hombre ebrio siempre andando

siempre golpeándose

siempre tropezándose,

un trago es su esperanza

para seguir viviendo

de ilusiones y tristezas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.