Sin métrica

laberinto

Laberinto a ti no pedimos llegar

afortunados aquellos que 

la experiencia pueden manifestar.

 

Laberinto implacable perfección

nos brindas lo necesario

alma, espíritu, y corazón.

 

Laberinto te puedo sentir

cuando en el pico de tus montañas

me exalta el horizonte sin fin.

 

Laberinto pueblos, ciudades, y civilizaciones

se han perdido, en las largas 

trayectorias de tus caminos.

 

Laberinto es tu fin otro comienzo

o la puerta a la nada

sombría, vacía, sin tiempo?

 

Laberinto cada paso en ti

me acerca la respuesta

de este gran misterio.

 

:Santiago escobar:



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.