Kanade

IX

Pedazos junté para rearmarme.

Untados con la sal de la tristeza,

Esperaban que con dulzura los buscara,

Nunca entendí para qué.

Te pierdo y no me equivoco, 

Es mejor dejarse caer.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.